The Burning of the House of Representatives and the Senate on a Moonlit Nightas seen from the Walls of Fort San Cristobal

Acrylic on Canvas – 30 “x 40”

On 16 October 16, 1834 a tragedy of enormous proportions occurred in London; the fire of the Houses of Lords and Commons in the British Parliament. The cause of the fire was the improper disposal of a large number of tally sticks the use of which was abolished in 1826 and kept in a warehouse in the basement of the building complex. It was proposed that the government distribute the sticks to the poor of London to be used as firewood, but the government refused. The day of burning, the fire was out of control and spread to both houses of Parliament.

The event attracted a large crowd which stood at the banks of the Thames to witness the spectacle. It was indeed a national tragedy, but also provided an opportunity for the popular invention of jokes and derisive songs attacking the injustices of the political system.

The English artist Joseph Mallord William Turner, moved by the great conflagration, made a number of sketches in pencil and watercolor from different points of view, which he used afterwards to create two works in oil on canvas titled The Burning of the Houses of Lords and Commons.

My work is an imaginary vision of that event in Puerto Rico, with the Capitol building by way of equivalence. It is not my desire in this imaginary representation or in any way for a building of such beauty to be consumed in flames, either by accident or by deliberate act. Turner was notorious for putting generously long titles to his paintings and in this I also pay homage to the old master.


El Incendio de la Cámara de Representantes y el Senado en Noche de Luna Llena visto desde las Murallas del Castillo de San Cristóbal

Acrílico sobre Lienzo – 30″ x 40″

El 16 de octubre de 1834 ocurrió una tragedia de proporciones descomunales en Londres; el incendio de las Cámara de los Lores y los Comunes en el Parlamento inglés. La causa del fuego fue la disposición indebida de una gran cantidad de palitos de contar cuyo uso fue abolido en 1826 y decomisados en un almacén en los sótanos del complejo de edificios. Se propuso que el gobierno distribuyera los palitos a la población paupérrima de Londres como leña para fuego, pero el gobierno se negó. El día de la quema, el fuego se fue fuera de control y se propagó por ambas cámaras del Parlamento.

El suceso atrajo a una gran muchedumbre que se ubicó a las riberas del Támesis para ser testigos de aquel espectáculo. Fue sin duda una tragedia nacional, pero sirvió también de ocasión para la invención popular de chistes y canciones burlonas atacando las injusticias del sistema político imperante.

El artista inglés, Joseph Mallord William Turner, conmovido ante aquella gran conflagración, realizó un número de bocetos en lápiz y acuarela desde distintos puntos de vista, con los que compuso dos obras en óleo sobre lienzo con el título The Burning of the Houses of Lords and Commons.

Mi obra es una visión de cómo sería aquel suceso imaginado en Puerto Rico, con el Capitolio a manera de equivalencia. No es mi deseo en esta representación imaginaria ni de manera alguna que un edificio de tal belleza se consuma en llamas, ya sea por accidente como por acto intencional. Turner era notorio por colocarle títulos generosamente largos a sus pinturas y en esto también le rindo homenaje.